Sección 1 - Navarra

Irún - Endarlatsa - Doneztebe / Santesteban

Desde Guipúzcoa, por la Vía Verde del Bidasoa, la EuroVelo 1 entra en Navarra. Esta primera etapa consta de 28 Kilómetros. Desde Endarlatsa, pasando por Bera hasta Doneztebe/Santesteban, este tramo ferroviario en desuso atraviesa magníficos paisajes de verdes prados salpicados de caseríos, pintorescos túneles, pueblos típicos e incluso algún búnker olvidado. Una ruta fácil y agradable, con un perfil prácticamente llano.

La llegada a Bera, encañonada entre el río y las empinadas laderas de los Pirineos, resulta espectacular. Lo más destacado de esta localidad es su cuidado casco antiguo, en el que residió el escritor Caro Baroja. Sólo 6 kilómetros la separan de otra de las Cinco Villas, Lesaka. Su casco urbano refleja el paso de la historia y conserva su caserío tradicional. Ventanas y puertas góticas adornan las fachadas que se asoman a las calles empedradas de la villa entre las que destacan la torre palacio Zabaleta  y la iglesia de San Martín de Tours.

La ruta continúa hasta Sunbilla y antes de llegar atraviesa 3 túneles envueltos por un tupido bosque. Un bello pueblo donde destacan dos especialidades culinarias: los canutillos con crema (Kote Corta) y el pan hecho bajo tierra, al estilo antiguo de los pastores americanos.

La ruta discurre al lado del río Bidasoa acompañado de una frondosa arboleda hasta Doneztebe/Santesteban, donde finaliza esta etapa. Esta población está muy vinculada al comercio desde sus orígenes medievales. No obstante, sus edificios más emblemáticos datan del S.XVII. Desde aquí, se puede ir a reponer fuerzas dándose un chapuzón en el Balneario de Elgorriaga (a 2 kilómetros) o un paseo entre la exótica y variada vegetación del Parque Natural de Bertiz (a 4,5 Kilómetros).

Puntos de interés

  • Si eres viajero del siglo XXI y buscas combinación y equilibrio entre el descanso, la cultura, la gastronomía y la naturaleza, Irún es tu ciudad. A 20 minutos de San Sebastián y de Biarritz y a una hora de Bilbao y Pamplona, te sorprenderá por su peculiar historia, por sus espectaculares paisajes y su amplio abanico cultural. Todo en uno.

    Más info

    Coordenadas: 43.338463,-1.788441

  • Cada otoño, siempre que sople viento del norte o del este, el cielo de Etxalar es testigo de la pasa de miles de palomas. Hace más de 600 años, un pastor adquirió la costumbre de tirarles piedras. Al ver que descendían, un obispo le animó a colocar redes para atraparlas. Y así nació esta singular forma de caza, única en la península ibéria, que sigue practicándose desde entonces. A lo largo de su historia ha contado con espectadores de lujo como el emperador Napoleón III o los reyes Alfonso XII y XIII. En la actualidad, ha sido declarada Bien de Interés Cultural.

    (Foto: Patxi Uriz)

    Más info

     

    Coordenadas: 43.254366,-1.614256

  • Emplazada en el valle formado por el río Bidasoa y la regata Zía, y comunicada con Francia a través de los pasos fronterizos de Ibardin y Lizuniaga, aguarda Bera. Un pueblo elegante disgregado en torno a dos ejes principales: uno dominado por la iglesia de San Esteban, que en sus orígenes fue una casa-torre gótica y otro en torno al pintoresco barrio de Alzate, con armoniosas casas muy cuidadas. En algunas habitaron familias ilustres como en la casa Itzea de los Baroja. Precisamente Julio Caro Baroja imprimió su particular huella en la Casa Consistorial.

    Más info

    Coordenadas: 43.280509,-1.684363

  • Es fácil dejarnos sorprender por Lesaka, en el Pirineo Navarro. También conocida como la Pequeña Venecia por sus más de 20 canales llenos de historia, por sus casas señoriales, sus dos torres medievales junto con sus plazas y calles con olor a añejo. Cada paso que damos nos recuerda a tiempos  pasados, cómo vivían sus gentes y cómo eran sus ancestrales costumbres. Dando un hermoso paseo encontramos un lugar mágico, la Estación Megalítica de Agiña donde la prehistoria y un monumento moderno se funden en un paisaje de cuento.

    (Foto: J. Campos)

    Más info

     

    Coordenadas: 43.248056,-1.704951

  • En el valle de Malerreka, flanqueada por varios montes como el de Mendaur, se cobija esta elegante villa, que fue pueblo de mercaderes en el medievo y actualmente sigue viviendo del comercio. Su extenso caserío se dispone en torno a la iglesia de San Pedro, reformada en estilo barroco, y con distinguido interior.

    Más info

    Coordenadas: 43.133197,-1.671963

  • A lo largo del recorrido encontraremos magníficos paisajes de verdes prados salpicados de caseríos, pintorescos túneles, pueblos típicos e incluso algún búnker olvidado. A pie o en bici, siempre resulta una ruta fácil y agradable, con un perfil prácticamente llano.

    (Foto Alfonso Perkaz)

    Más info

    Coordenadas: 43.135577,-1.665701

  • Un rincón verde de gran belleza en el Pirineo occidental navarro, a orillas del río Bidasoa. Además, es uno de los pocos sitios de España que cuenta en su hábitat con las siete especies distintas de pájaros carpinteros que habitan en la península. Un indicador de la buena conservación de este Parque Natural ya que los pícidos sólo habitan en bosques maduros donde haya árboles de gran porte y bien conservados. Existen diversos senderos de distinta longitud y pendiente que le permitirán disfrutar de los matices de este bosque atlántico.

    (Foto Iñaki Tejerina)

    Más info

    Coordenadas: 43.138567,-1.614166

  • Un santuario espiritual dentro de otro santuario natural. Eso es San Juan Xar. Un espacio declarado Reserva Natural en 1987 por atesorar el único bosque autóctono de carpes de la península. En el corazón de este paraje singular ubicado en pleno Pirineo occidental, encontramos una gruta-ermita con una fuente de tres chorros cuyas aguas, según la creencia popular, tienen milagrosos poderes curativos contra las afecciones de la piel. 

    Más info

    Coordenadas: 43.225837,-1.701024

  • Las manzanas dan lo mejor de su jugo y se convierten en esta espumosa y chispeante bebida. El chuletón de vaca llega churruscadito o al punto pero lleno de sabor, recién salido de las brasas de la parrilla. Perfecta combinación servida en las ambientadas mesas de las sidrerías navarras.

    Más info

  • Navarra cuenta  con 15 certificaciones de calidad que avalan la mejor materia prima. Si, además, se cocinan con un recetario lleno de matices e influencias de las cocinas vasca, riojana, aragonesa y francesa que la han ido enriqueciendo a lo largo de los siglos, se puede escribir la carta del mejor restaurante. La degustación será como su territorio, lleno de notas de contraste.

    (Foto: Patxi Uriz)

    Más info

Album: Compartes tus fotos Envía una foto

Comentarios: Sección 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sección 1

Irún - Endarlatsa - Doneztebe / Santesteban: 28

  • Elevación
  • Patrimonio
  • Naturaleza